Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Hoy en día no hay que imaginar los peores escenarios, ahora sólo nos basta con observar, para saber que debemos, que podemos colaborar, es por ello que quiero hacerles un llamado a no desconectarse, a que no pierdan el interés en lo que esta pasando, pues hoy en día eso es lo que se busca, sembrar el miedo, generar confusión, deconfianza entre nosotros, para segregarnos y perder toda esperanza.

Pareciera que hoy todos queremos el cambio, pero ninguno queremos cambiar, nos olvidamos de que cada uno de nosotros nacimos siendo heroés, pues siempre realizamos pequeños actos de heroismo, sobretodo con nuestras personas más cercanas, nos olvidamos de que todos podemos hacer la diferencia en esta realidad y que la construimos con una acción a la vez todos los días.

Cada uno de nosotros es fuente y causa, estamos en esto juntos, ninguno de nosotros aquí o en otra parte lo sabe todo, he ahí el éxito de estar y trabajar unidos por algo mejor, no seamos unicamente observadores del universo, participemos para dejar una huella positiva en él.

No les digo que sean todos líderes y no hay problema si ustedes ya lo son, pero ahora lo que más necesitamos son personas que tengan la percepción, la visión y seguridad de apoyar a aquellos que ya son agentes de cambio, a unirse para acelerar sus procesos positivos, incrementar su impacto, porque sin duda es en la sociedad civil donde se encuentran ahora todas las soluciones a nuestros problemas, sólo que primero necesitamos organizarnos, recuperar la confianza que hemos perdido.

Yo, creo en cada uno de ustedes, así que cuando la inspiración por desarrollar proyectos o iniciativas positivas les llegue, háganlo, pongan en marcha sus ideas, porque cuando tenemos la inspiración y no lo hacemos es un regalo desperdiciado para todos, pero sobretodo para ustedes mismos, compartan la riqueza de su conocimiento con el mundo, unámonos para crear, desarrollar cosas con mayor impacto y efectividad, creanme el esfuerzo que cada uno de nosotros realiza día con día tiene sentido y lo tiene aún más cuando lo podemos unir con el de otros, volvámonos una comunidad más poderosa, dándonos cuenta de lo que podemos construir juntos, pues la salvación esta compuesta por el conjunto de nuestros pequeños actos.

Trabajemos para estar unidos, para buscar juntos nuevas respuestas y tambien nuevas preguntas, aprender y tambien desaprender, porque muchas veces aprendemos cosas que no nos ayudan. Seamos ejemplo para nuevas generaciones, seamos inspiración.

Avancemos todos unidos.

Anuncios

Read Full Post »

Mira sin usar los ojos

こんにちわみなさん!!

Continúa mi estancia en Osaka, Japón y, con motivo del evento “Un día en mi vida” organizado por Promexico UDEM, les comparto esta entrada.

Afortunada o desafortunadamente, hay personas que viven con capacidades diferentes a las de muchos, pero no por eso dejan de luchar cada día por salir adelante, sin embargo, como todo en esta vida, ellos tienen ciertos “obstáculos” que podrían aligerarse un poco con la ayuda de los demás. El tema principal de “Un día en mi vida” son las discapacidades motoras, personas a las que les es difícil moverse. En esta ocasión me voy a concentrar en las personas con dificultades visuales, más específicamente, invidentes.

Cuando llegue a Japón, me sorprendió ver una serie de lineas amarillas en el suelo, que cubrían prácticamente toda la ciudad, calles, edilicios, estaciones de metro, etc. Mi primer pensamiento fue que eran una especie de camino para bicicletas, aunque el ver a japoneses conducirlas por todos lados y viendo que incluso dentro de los edificios había, me hizo deshacerme de esa teoría. Estas lineas iban y venían por todos lados, con un relieve especial que se podía sentir con los pies. Lo interesante de estas lineas es que cambiaban de relieve cuando se acercaban a un cruce de lineas o cuando ésta se terminaba. Todo un sistema vial.

Cual fue mi sorpresa cuando pregunté el propósito de esas misteriosas lineas. Son guías para invidentes. Estas guías conducen a las personas que no pueden ver por toda la ciudad, cambiando de forma en cruces, cambios de dirección, escaleras, elevadores, puertas, semáforos, etcétera, etcétera. Un sistema complicado, pero muy útil para aquellos que lo requieran. Las lineas conducen por caminos seguros, a las orillas de los grandes pasillos para que la marabunta de gente no los atropelle, también les indica cuando haya que tomar un respiro y asegurarse de no caer a las vías del metro o que un escalón es el siguiente paso.

También me sorprendió el cuidado y respeto que la gente le pone a estas lineas. Por lo general la gente que no las necesita no las bloquea, y si, por alguna razón se ve obligado a caminar por ellas y una persona invidente se encuentra utilizándolas, inmediatamente se hace a un lado para dejarla pasar. Para otro ejemplo de la habilidad y respeto de los japoneses, les recomiendo lean esta anécdota de un bloggero.

Por si todo esto fuera poco, la ciudad entera está  equipada, con elevadores, escaleras eléctricas y entradas parlantes que indican a dónde estás entrando o hacia donde estás caminando, además de mapas y otro tipo de señales en braile.

Podría ser una interesante propuesta para nuestro país, complicada tal vez, pero que permitiría a todos y todas vivir normalmente, sin obstáculos. Ahora los invito a que piensen un poco en esto, tal vez se algo ambicioso, difícil a primera vista, pero nunca imposible. Los grandes cambios empiezan por algo pequeño, sólo necesitas mirar sin usar los ojos.

 

Tadeo García
Corresponsal de Proméxico en Osaka, Japón

Read Full Post »

Cambio de cultura

He vivido toda mi vida en México, desde el primer momento en el que nací, y desde ese momento empecé a conocer la cultura mexicana.

Hoy, veinte años después de aquel día, me encuentro de intercambio en Osaka, Japón, una ciudad maravillosa, en la costa sur de la isla, a dos horas de Tokio (en tren bala :O). Mi travesía comenzó en el aeropuerto de Monterrey, pasando por Houston, Tokio y finalmente, Osaka; y mi primera buena impresión fue el servicio de las azafatas del vuelo Tokio-Osaka, el mejor de los tres vuelos.

Después de ahí, las sorpresas siguieron llegando. Los autobuses totalmente limpios, lo mismo el metro, nada comparado con el metro de Monterrey (y ni mencionar el del DF que francamente es un asco). Pero ahí no acaba la cosa: en las escaleras eléctricas, la gente se queda en la izquierda para que la gente que tenga prisa pueda correr sin chocar con nadie, todo mundo te trata muy bien, las meseras dan buen servicio, los cajeros, los vendedores o cualquier persona que ofrezca un servicio o venda algo.

Pero lo que de verdad me impactó fue ver cómo la gente deja sus bicicletas en la banqueta y, aunque algunos sí lo hacen, muchos no le ponen candado, ¡y las bicicletas no se mueven de ahí más que por el dueño! Además de ver como el que rellena las Jidohanbaiki (máquinas de refrescos) dejan abierta la puerta y se iban… y nadie agarraba nada (y nadie vigilaba la máquina).

En pocas palabras, me sorprendió su respeto, su responsabilidad, su amabilidad, su cultura. Ojala pudiéramos aprender algo de los japoneses, aunque no todos tengan la oportunidad de viajar a estos lados del mundo. Lo que sí todos los mexicanos tenemos oportunidad es de pensar en lo que hacemos, en lo que decimos y en lo que dejamos de hacer. En nuestras manos está cambiar de cultura, porque es ese cambio el que México necesita, no el cambio que muchos anuncian. Si los mexicanos no cambiamos nuestra mentalidad, nuestro pensamiento, nuestra cultura…  nada cambiará.

Tadeo García

Corresponsal de Promexico en Osaka, Japón

Read Full Post »

Hace poco me di una vuelta por la página del INEGI, ya saben, por mi afición a resolver rompecabezas y cosas por el estilo (favor de leer lo anterior con sarcasmo). No fue realmente por eso, sino porque quería ver las cifras que hace unos meses dieron sobre ocupación y empleo, tema que creo interesa mucho a la mayoría de los mexicanos, bueno, menos a los “ninis”, cerca de 8 millones del total de la población juvenil, por cierto hay una página muy interesante en la red sobre el tema www.ninis.org por si les interesa saber más sobre este fenómeno social y vocablo que ya va a la RAE, bueno, les decía, empecé a leer la tabla, la cual comienza con el total de la población: (108 292 131 mexicanos) 52,476,240 hombres y  55,815,891 mujeres…

Pero lo que más me llamó la atención fue la edad promedio de la población económicamente activa (PEA) que según cifras es de 37.7 años en promedio, es decir ya muy próximos a la jubilación, cerca de 13 años si tomamos en cuenta que la edad de jubilación en México es en promedio antes de los 50, ¿qué problema no? Y todavía hay lugares como el IMSS en donde pueden jubilarse a los 27 y los funcionarios a los 45 (no sé si actualmente sigua así), a eso agreguemos que cada vez la expectativa de vida va en ascenso, (a pesar del asunto del narco, aunque no lo crean) además las empresas usan cada vez menos personal y siguen creciendo, ¿Qué paradoja no?

Otra cosa que también me llamó la atención fue el dato de horas promedio trabajadas a la semana: 42.3 horas y su ingreso promedio por hora de $29.8 pesotes, es decir que si hacemos cuentas, el mexicano promedio vendría ganando unos $1,260.54 pesos a la semana, al mes $5,042.16, en un año $60,505.92 ¿Cómo ven? Dicen por ahí que la familia Slim no fue censada y muchas otras de diputados, senadores, empresarios y demás…  Lo cierto es que, tenemos tanto mexicanos por arriba del promedio de este ingreso, así como, otros muchos por debajo, he ahí lo preocupante.

Read Full Post »

Buen ciudadano en 10 pasos

Si bien no existen recetas, ni modelo perfecto para alcanzar a hacer o ser algo, si se puede dar una propuesta, que desde mi punto de vista y el de una comunidad consiente, que busca el bien común, servirá para empezar un cambio trascendente y a largo plazo, pues se predicara con el ejemplo de cada uno de nosotros.

La propuesta consiste en evaluarnos a nosotros mismos con este decálogo, hacer un examen de conciencia que nos permita ver nuestras áreas de oportunidad, no como ciudadanos del futuro, sino ya como ciudadanos del siglo XXI, después de esta reflexión el siguiente paso es tener la voluntad de esforzarse para poder lograr al mismo tiempo ser mejores  y alcanzar a ser una sociedad más justa.

Aquí comienza tu reflexión:

1. Cuidar el medio ambiente (ser promotores).

2. Tener valores cívicos (no hagas a los otros, lo que no quieres que te hagan).

3. Respeto de la ley y de las normas.

4. Abogar por los Derechos Humanos (buscar la paz, no el conflicto).

5. Respetar la vida (nuestra dignidad y la de otros).

6. Rechazar la violencia.

7. Cumplir con tus obligaciones (cumple lo que se espera de ti y da, por qué no, un extra)

8. Levanta la voz y exige (propone, no sólo te quedes en el paso de la crítica)

9. Participa, participa, participa (se copartícipe y corresponsable de lo que pasa en tu comunidad).

10. Valora al otro (todos tienen algo que aportar y hacer aquí).

Ahí esta la propuesta, ¿Realizas ya alguno de estos puntos?, Si es así, felicidades, eso quiere decir que ya vamos en camino hacia esa evolución ciudadana, ahora habrá que trabajar los demás, no te preocupes sino cumples con los puntos, seguramente ya haces algo encaminado a los mismos.

Quiero reiterar que estos puntos no pretenden ser una “imposición”, lo que sí representan es una propuesta viable, que al cumplirse no sólo causa un impacto en ti, sino también en las personas que te rodean.

Última reflexión: “Si no estas donde te gustaría encontrarte hoy, entonces necesitas actuar de manera diferente a la actual diariamente, para cambiar tu futuro”

Read Full Post »

Un llamado a la nación

Despierto por la mañana, esperando que sea un gran día, enciendo mi televisor y sintonizo el canal de las noticias y mis oídos se llenan de otro informe de asalto, de asesinato, de secuestro, en fin de injusticias; me da coraje al no poder hacer nada y que las autoridades no castiguen a los criminales y queden impunes.

La seguridad pública se entiende como todas aquellas acciones tendientes a garantizar la paz entre los ciudadanos a través de la prevención de delitos y faltas administrativas, y es una función exclusiva del Estado.

La Inseguridad  Pública la entendemos como la falla del Estado en brindar las condiciones de paz para los ciudadanos, porque existen defectos en los factores socioeconómicos, demográficos, políticos, raciales o religiosos. Nuestra sociedad ha sido víctima del aumento en los índices de inseguridad, sobre todo en las grandes ciudades, dañando al ciudadano, que se gana la vida trabajando día con día.

 Según la justicia penal, nuestra sociedad tiene tres tipos de prevención de delitos, los cuales son: la prevención primaria que consta de, iluminación en las calles, patrullajes, capacitación para los policías, entre otras, la prevención secundaria la cual analiza la problemática en las áreas de patrullaje, participación ciudadana, cambios en el sistema judicial y programas de apoyo a sectores sociales y por último la  prevención terciaria en la que se da un tratamiento y una rehabilitación al delincuente.

La falta de un sistema de administración de justicia confiable ha provocado que la sociedad no denuncie ante las autoridades los actos criminales, por el miedo a alguna represalia por parte de los delincuentes, lo que ha mermado nuestra capacidad para entender la dimensión real de la delincuencia.

La seguridad pública es uno de los mayores problemas que la sociedad mexicana debe de enfrentar, nuestra sociedad se debe de unir para combatir a los delincuentes que día con día se hacen titulares de las noticias diarias, es hora de decir: ¡ya basta!

Read Full Post »